© OTBDG

Sauveterre‑de‑Béarn, la ciudad medieval

Sauveterre, ¡una ciudad a la que no le falta carácter!

SAUVETERRE, UN RICO PASADO

 

Sauveterre es una “Sauveté Castrale”: desde su origen, en el siglo XI, la ciudad es un lugar de refugio que acoge y protege a la población al ponerla bajo la protección directa del vizconde.

Habrá que esperar hasta el reinado de dos grandes vizcondes de Béarn (Gaston VII Moncade y Gaston Fébus) en los siglos XIII y XIV, para ver a la ciudad contar entre las cuatro principales ciudades de Béarn. Los peregrinos de Santiago a partir del año 1000 también participarán en el enriquecimiento de esta ciudad en el camino a Vézelay.

Situada a las puertas de Béarn, la ciudad está provista de impresionantes murallas y lugares defensivos: puente, Torre Monreal, iglesia, arsenal…, en su mayor parte sobre un pilar rocoso. ¿Quién se atrevería a atacar a Sauveterre?

En el siglo XVI se terminó esta bonita historia. Ataques de los españoles y guerras de religión derrotaron a la ciudad, a pesar de sus impresionantes murallas, y terminaron así con el papel estratégico de Sauveterre a las puertas de Béarn.

CUANDO SAUVETERRE SE CUENTA POR LA PEQUEÑA HISTORIA

 

De su rico pasado militar nacieron muchos monumentos, impresionantes por su arquitectura defensiva, pero también tesoros de pequeñas historias y leyendas.

Una vez en el Pont de la Légende, reviva ese terrible día durante el cual Sancie, con los pies y los puños atados, fue arrojada a las aguas tumultuosas del Gave…

En los alrededores de los muros de la fortaleza, ¿percibe la vida que podría haber en el recinto del castillo a la vuelta de una jornada de caza?: grandes banquetes y grandes mesas organizadas con Fébus, los cazadores, juglares para el entretenimiento, bonitas damas, etc.

A orillas del Gave, las lavanderas le vienen a la mente. Cuántas risas, discusiones animadas y charlas pudieron acompañar a estas damas ocupadas con sus tareas domésticas.

SAUVETERRE Y SU RUBIA

 

¡En el suroeste sabemos cómo vivir y cómo comer bien! ¡No será Sauveterre quien no tenga esta reputación!

Cada año, durante todo el verano, hermosas Blondes (Rubias de Aquitania, raza vacuna local) se alinean en los muros del centro de la ciudad. Son esas mismas Rubias las que pastan apaciblemente en los prados de los alrededores. Cuanto más nos acercamos al tercer fin de semana de agosto, más efervescencia hay en pleno apogeo en Sauveterre. Cuando llega el tan esperado día, toda la ciudad vive al ritmo de su Feria de la Rubia de Aquitania.

Exposición de arte vacuno, concurso de “borit” (estofado), exposición de ganado, comidas y cena de la Rubia… Raza amenazada de desaparición, ha sabido mantener su lugar gracias a nuestros agricultores, quienes desean darla a conocer al gran público.

#sauveterredebearn

Alrededor

fr