Ver fotos (8)

Le Pain de Sucre

Bosque en Salies-de-Béarn
  • El paseo hasta el Pain de Sucre es una invitación a descubrir y relajarse. En esta colina, también llamada Colline de la Sègue, viven llamas, burros, ciervos, cerdas y abejas. Cada año, en mayo, las ovejas se desplazan para cuidar los verdes prados y el bosque que conforman este lugar. En verano, la sombra de los árboles permite pasear al fresco con la familia. En invierno, con la caída de las hojas, tendrá sin duda la alegría de poder admirar la cordillera de los Pirineos. Por último,...
    El paseo hasta el Pain de Sucre es una invitación a descubrir y relajarse. En esta colina, también llamada Colline de la Sègue, viven llamas, burros, ciervos, cerdas y abejas. Cada año, en mayo, las ovejas se desplazan para cuidar los verdes prados y el bosque que conforman este lugar. En verano, la sombra de los árboles permite pasear al fresco con la familia. En invierno, con la caída de las hojas, tendrá sin duda la alegría de poder admirar la cordillera de los Pirineos. Por último, durante todo el año, admire los tejados inclinados de tejas y los majestuosos monumentos de la ciudad de Salies-de-Béarn.
es
Cerrar